El regreso de Irán a los mercados, otro termómetro para el crudo.