“La volatilidad es algo a lo que hay que acostumbrarse”. Diego Vilariño. Grupo Richemont

“La volatilidad es algo a lo que hay que acostumbrarse”. Diego Vilariño. Grupo Richemont

13/01/2017

Nuestros alumnos del Máster de Gestión y Dirección de Capital Humano comenzarán este fin de semana una serie de jornadas sobre compensación y beneficios con el profesor Diego Vilariño, director de Recursos Humanos para España y Portugal de la multinacional del lujo Richemont .

Diego es diplomado en Relaciones Laborales por la Universidad Complutense y Máster en Recursos Humanos por el Instituto de Empresa, habiendo realizado diversos programas de desarrollo directivo en Chicago y en el propio IE, dónde es en la actualidad profesor Asociado.

Dentro del Grupo Richemont se ha encargado de impulsar numerosas iniciativas de RR.HH como el programa de remuneración flexible, la mejora de los procesos de gestión del talento y la simplificación de rutinas administrativas que mejoraron notablemente los ratios de eficiencia. Bajo su dirección, la la empresa completó con éxito el proceso de traslado de las oficinas del grupo a Madrid.

El Grupo Richemont posee varias de las principales compañías del mundo en el campo de los bienes de lujo, siendo sus puntos fuertes las joyas, los relojes de lujo y los artículos de escritorio. Algunas de sus marcas más prestigiosas son Cartier, Van Cleef & Arpels, Piaget, Vacheron Constantin, Jaeger-LeCoultre, IWC Schaffhausen, Panerai o Montblanc.

La plantilla del grupo en España y Portugal es de 340 personas de los cerca de 29.000 empleados a nivel mundial. El principal reto al que se enfrenta el departamento de Diego Vilariño es la volatilidad. “La volatilidad del negocio es algo a lo que nos tenemos que acostumbrar. Nuestro sector tiene mucho que ver con el turismo y el turismo tiene una gran volatilidad exógena” afirma.

Los importantes retos de futuro a los que se enfrenta la compañía afectan a la gestión del personal. Diego comenta al respecto: “Debido a la volatilidad y a los cambios tecnológicos, el diseño de las organizaciones vuelve a ser un tema importante. También, el mantenimiento de una cultura orientada al cliente y al cambio, y la adaptación de las competencias de nuestros equipos a los procesos digitales”