Noticias

Punto de inflexión.

“Ya podemos afirmar que la banca española puede soportar una nueva recesión. Y aunque no es deseable, es tranquilizante saber que contamos con un sector financiero con plomo, y no arena, en los pies. Ciertamente, muchas cosas han cambiado.”

Sigue leyendo en La Voz de Galicia.